C O R T E S, S E C C I O N E S Y R O T U R A S

INTRODUCCION

Si disponemos de una pieza con una serie de mecanizados interiores (taladros, vaciados, etc), nos es

imposible penetrar con la mirada en su interior y conocer cuál es su configuración, qué formas presentan, qué

posiciones relativas guardan unos con otros, etc. La propia materia del cuerpo nos impide ver lo que alberga

en su interior.

Como se ha visto en el capítulo representación por medio de vistas, en la representación de piezas, la

utilización de líneas discontinuas de trazos permite representar aristas y contornos que quedan ocultos según

un determinado punto de vista.

Se podría representar la configuración interior de una pieza aceptando el artificio de utilizar líneas discontinuas

de trazos para representar las aristas y contornos ocultos desde el punto de vista que produce la proyección,

y de este modo, bastaría con una serie de vistas para que quedara geométricamente definida la pieza. Sin

embargo, esto chocaría con la idea que ha de presidir como característica fundamental el dibujo industrial:

claridad de expresión y sencillez de ejecución.

Se plantea, pues, la necesidad de arbitrar un medio que facilite conocer la configuración interior de una pieza

y que proporcione una manera de expresarla de forma clara, inequívoca y sencilla.

Así surge la adopción de un nuevo convencionalismo, aceptado universalmente, cual es el corte de los

cuerpos para que al hacer aflorar al exterior su configuración interior, sean de aplicación los

convencionalismos establecidos para representar los cuerpos en general.

CORTE Y SECCION: CONCEPTOS GENERALES

Cuando una pieza se corta por un plano secante, la superficie así obtenida se denomina sección; es decir,

una sección es la superficie resultante de la intersección entre el plano secante y el material de la pieza. En

cambio, cuando se suprime la parte de la pieza situada entre el observador y el plano secante,

representando únicamente la sección y la parte posterior de la pieza situada detrás de dicho plano, la

representación así obtenida se denomina corte; es decir, un corte es una sección a la que se le añaden las

superficies posteriores de la pieza situadas detrás del plano secante.

S E C C I O N C O R T E

Según lo indicado en la introducción, el objeto de los cortes en la representación gráfica de todo tipo de

componentes mecánicos (piezas), es proporcionar el exacto conocimiento de aquellas partes internas de los

mismos que resultan ocultas por la propia materia que los constituyen, al efectuar su proyección sobre un

plano.

La sencillez que supone el trazado de los cortes en el dibujo industrial, junto con la claridad y expresividad

de los mismos, han hecho de ellos un elemento auxiliar imprescindible y de extraordinario valor.

En el siguiente ejemplo se insertan dos vistas de una misma pieza, una de ellas está representada en corte.

Una breve observación es suficiente para comprender la gran diferencia existente entre la confusión y

aglomeración de líneas discontinuas de trazos que presenta la vista sin cortar, frente a la simplicidad y

expresividad de la vista en corte.

Escogiendo un plano secante adecuado, además de obtener una gran claridad de expresión, resulta

innecesaria la utilización de líneas ocultas; quedando reducida la utilización de éstas a las vistas no

seccionadas.

 

ver archivo adjunto